Loading

Qatar, rascacielos entre las dunas

Palomares de Katara

Qatar, rascacielos entre las dunas

Ya hablamos en este blog de la rivalidad entre las aerolíneas del Golfo Pérsico por llevar sus pasajeros haciendo escala en su emirato, y cómo eso trasciende a las camisetas de los equipos de fútbol de postín. Mi elección final se debió a facilidad de conexión, pero me encontré una grata sorpresa que quiero compartir, pues Qatar Airlines ofrece una visita a la ciudad de Qatar totalmente gratis si el tránsito es de entre 5 y 12 horas. Si no se dispone de presupuesto para hotelazo y actividades en el desierto, es una buena oportunidad para llevarse una impresión de la ciudad tratado a cuerpo de rey.

Corniche de Qatar

Corniche de Qatar

Como en el resto de sus vecinos, los rascacielos no comenzaron a crecer en el desierto hasta finales del siglo pasado. En el caso de Qatar la famosa Corniche se empezó a construir en 2004, y cuando termine contará con más de 300 torres. Pero las cosas van a estar en ebullición hasta que en el 2022 se celebre el controvertido mundial de fútbol. Y vaya lío. Si tuviera dinero apostaría a que no se celebra en verano. No porque no puedan climatizar los estadios con aire acondicionado, si no porque, ¿qué es lo que van a hacer los aficionados entre partido y partido si la temperatura al amanecer ya supera los 30 grados?

The Pearl

The Pearl

Ese no es el único problema a solventar. En Qatar los bares y el consumo de alcohol sólo están permitidos en ciertos hoteles. Para solucionarlo piensan construir una nueva ciudad, Lusail, en la que las leyes serían distintas y los aficionados podrían matar el rato entre partidos. Más o menos como ahora hacen en The Pearl, la exclusiva urbanización levantada en terreno ganado al mar, motivo por el cual, a diferencia del resto del país, los expatriados pueden comprar propiedades.

Monumento a la perla

Monumento a la perla

Pero volvamos a la visita de cortesía de Qatar. Se solicita en un pequeño mostrador bajo unas escaleras, aunque cuando el aeropuerto se traslade a la nueva terminal habrá que ver dónde lo ponen. Allí te apuntas a la hora que te convenga y una persona te acompaña hasta el microbús con aire acondicionado en el que se hará el recorrido. Un dato importante es que no hay que pagar visado, pues si se quiere pernoctar es obligatorio.

Anfiteatro de Katara

Anfiteatro de Katara

Al salir del aeropuerto uno se encuentra con el entramado de hierros de lo que será el museo nacional, con una caprichosa forma de rosa del desierto, que seguro proporcionará fotos cautivadoras. Tras la visión panorámica de los rascacielos desde el muelle de dhows, se atraviesa esta pequeña Manhattan camino de Katara, la villa cultural, con su resplandeciente anfiteatro de mármol blanco y los palomares de barro que aparecen en los folletos turísticos. La zona de playa está perfectamente rastrillada, pero el aspecto es artificial, como si fuera una construcción más de esta peculiar disneylandia.

Playa de Katara

Playa de Katara

La siguiente visita es en la urbanización The Pearl, con los yates aparcados en la puerta de las casas donde se aloja la jet set de los extranjeros que trabajan en el país. Su situación no tiene que ver mucho con la de la mayoría de las 80 nacionalidades que conforman el  75% de la población del país.

Jinetes en el zoco Waqif

Jinetes en el zoco Waqif

Por supuesto para  terminar es inevitable parar en el zoco Waqif, construido recreando el aspecto de un antiguo mercado. A su favor hay que decir que la gente local se ha integrado y en las tiendas se pueden ver a gente cosiendo y haciendo los trabajos centenarios, entre tiendas de productos cotidianos. Eso no quita para que los souvenirs acaparen las calles más anchas, y que una pareja de elegantes jinetes uniformados se paseen a caballo para que las fotos tengan un sabor más auténtico.

Palomares de Katara

Palomares de Katara

Y salvo que uno quiera perderse entre las dunas, poco más ofrece la ciudad. Y menos si se tiene que ir a pie. Así que para aquellos que simplemente quieran darse una vuelta y curiosear por una de estas ciudades del Golfo, Qatar Airways ha jugado bien sus bazas ofreciendo el confort del aire acondicionado y la imprescindible botella de agua mineral para los viajeros que opten por la posibilidad de volar con ellos, y no quieran hacer una larga espera en el aeropuerto.

Esculturas en Katara

Esculturas en Katara

Callejones del zoco Waqif

Callejones del zoco Waqif

Zoco Waqif

Zoco Waqif

Minarete del centro cultural islámico

Minarete del centro cultural islámico

LEAVE A COMMENT

*