Loading

Perlas poco conocidas en Bali

Tirta ganga

Perlas poco conocidas en Bali

Aunque parezca increíble, a Bali aún le quedan rincones sin turismo masivo, lo que hace muy agradable, dichos sitios, pero si a esto le sumas, que son preciosos, se convierten en sitios únicos, con encanto.

Parada para orar

Parada para orar

Llegar y salir de Lovina no es para viajeros independientes, el transporte público por esa zona no abunda y lo que podría ser un viaje de un par de horas se puede convertir en horas interminables, cambiando de autobuses todo el tiempo, así que no te queda más opción que tomar los caros y para nada cómodos transportes para turistas, pero con parada para la ofrenda y la oración a mitad de camino.

Atardecer en el volcan Agung

Atardecer en el volcan Agung

Amed, fue todo un descubrimiento, aunque su playa no es para nada bonita, es un lugar apacible, con unas vistas impresionantes al volcán Agung y la mejor comida de la isla, con diferencia; además cuando pensábamos que la vida marina que habíamos visto en Sumatra no podía ser mejorada, metimos la cabeza en el mar y ya no la quisimos sacar en días, miles de peces, los restos de un barco hundido y muchísimo coral se encuentran a pocos metros de la playa.

calas en las cercanias de Amed

calas en las cercanias de Amed

La costa oriental de la isla, engancha, por eso recomiendo dejarla para el final, no vaya ser que no quieras salir de allí. Además de caretear mañana y tarde durante varios días en las diferentes calas de la zona, con nuestra motito alquilada nos fuimos a recorrer un poco el interior.

Arrozales de Bali

Arrozales de Bali

Como en casi todo país asiático, los arrozales no pueden faltar, extensiones enormes de terrazas consideradas las más bellas de la isla. No menos interesantes son los palacios acuáticos de Tirta Gangga Y Taman Ujung, verdaderos lugares para relajarse y desconectar, enclavados cada uno en sitios estratégicos de la zona, con vistas que quitan el aliento.

Tirta ganga

Tirta ganga

Sitio donde fuéramos nos encontrábamos enterramientos y nuestra playa no podía ser la excepción. Para la celebración los locales habían montado una enorme carpa donde todos comían, dormían, hacían vida social y lo más llamativo para nosotros fue el espectáculo de marionetas de sombras, muy auténtico y aún más curioso, el hecho que haya espectadores tanto delante como detrás del escenario. Es una lástima que no entendiéramos nada, porque tenía pinta de ser muy divertido, ellos no paraban de reírse.

Salinas de Amed

Salinas de Amed

Para despedirnos de este maravilloso país, nos dirigimos hacia la zona de las islas meridionales de Bali, nos las habían recomendado muchísimo y estando tan cerca no queríamos perder la oportunidad de visitarlas.

Nusa lembongan

Nusa lembongan

Nos alojamos en la llamada Nusa Lembongan,  que es la que se encuentra más desarrollada turísticamente hablando, el flujo de barcos desde el puerto de Sanur es constante, puesto que está a tan solo 45 minutos de trayecto. Una vez más su verdadero encanto no está en la superficie sino en lo que las rodea,  zonas de corales espectaculares, vírgenes, frente a playas desiertas, donde peces de todos los tamaños, colores y formas comparten espacio, con delfines.

Nusa Ceningan

Nusa Ceningan

Para terminar tuvimos la suerte de nos solo avistar sino de poder tocar a tres enormes ejemplares de manta rayas, algo indescriptible, digno de ver y vivir.

Corales de Nusa Lembogan

Corales de Nusa Lembongan

Buceando entre manta rayas

Buceando entre manta rayas

LEAVE A COMMENT


*