Loading

Descubrimientos en Brasil y Paraguay

Cataratas de Iguazu

Descubrimientos en Brasil y Paraguay

Para los españoles, entrar a Brasil a partir del 2 de Abril de este año, dejo de ser un mero trámite, para convertirse en un incómodo procedimiento; todo se debe a la nueva ley de reciprocidad, ya que España pide a los brasileños los mismos requisitos. Tras esperar casi una hora, en la oficina de inmigración en Santa Ana do Livramento, conseguimos un permiso de 90 días, mas que suficiente, para el corto recorrido que teníamos pensado hacer en el país.

San Miguel de Missoes, Brasil

San Miguel de Missoes, Brasil

El motivo principal, para entrar a Brasil por este lado, era visitar algunas de las ruinas de las reducciones jesuíticas del siglo XVII. Una de ellas y la de mayor importancia de la zona, gracias a su estado de conservación, es la de Sao Miguel  das Missoes, nombrada en varias ocasiones en la película La Misión. Me impresionó gratamente, no solo por las dimensiones que tuvo en su momento, que aún son evidentes, si no por toda la historia que hay detrás de cada muro que sigue en pie.

Mate al estilo brasileño

Mate al estilo brasileño

Muy poco sabemos de aquellos pueblos misionales, en donde por orden de los reyes de España, los padres jesuitas debían evangelizar, alfabetizar y educar además de proteger a los indígenas, de los comerciantes de esclavos portugueses. Aunque ahora parezca fácil hablar de tamaña empresa, su esfuerzo fue mayúsculo. Trabajaron en condiciones durísimas, logrando una organización política, económica y educativa durante los años de funcionamiento. La música, en todas sus expresiones, contó con la participación de los mas jóvenes, formando coros y orquestas. El final de las reducciones de Brasil, se debe a la expulsión de los jesuitas por orden del rey de España en 1768, de las colonias portuguesas, lo que ocasionó migraciones de indígenas a la selva.

 

Cenando con Elisabete, Walter, Guillerme y Teresa

Cenando con Elisabete, Walter, Guillerme y Teresa

Antes de dirigirnos a Foz de Iguazú, pasamos por otra ciudad que en su momento también tuvo una reducción jesuítica, Santo Angelo. Ahora es una ciudad, llena de vida donde los domingos, la gente sale en la mañana a pasear por el mercado, mientras en la tarde, se divierten tomando litros y litros de mate en la plaza central, admirando su enorme iglesia.

En Iguazu, nos alojamos en casa de una familia brasileña, quienes decidieron adoptar viajeros por medio de couchsurfing, tras un documental hace seis meses. Pese a que hablamos idiomas diferentes, es una maravilla que sean tan parecidos que podamos entendernos, eso hizo de nuestra experiencia con ellos, muy enriquecedora.

Cataratas de Iguazu

Cataratas de Iguazu

El día que llegamos a Foz de Iguazu, llovía a cántaros y hacía muchísimo frío, muy raro, ya que al pensar en Brasil, solo te imaginas, sol, cielo azul, pero no, el invierno también existe en ese país, así solo sea por unos días, justo cuando estábamos allá. Pero la suerte estuvo de nuestro lado el día de visitar las cataratas, el cielo se abrió, el sol brilló durante todo el día y pudimos disfrutarlas en todo su esplendor, una maravilla de la naturaleza, sin duda.

Con Carole y Marcel en la triple frontera

Con Carole y Marcel en la triple frontera

Una vez mas nuestros amigos viajeros franceses estaban cerca, así que fuimos a Puerto Iguazú en Argentina, para comer, pasar la tarde juntos paseando por la rivera del río Paraná hasta llegar al río Iguazú. Es increíble la diferencia entre Puerto y Foz , la primera parece más un pequeño pueblo a medio hacer, mientras la segunda es una ciudad en toda regla.

Paisaje del Chaco, Paraguay

Paisaje del Chaco, Paraguay

Lo bueno de un viaje como el nuestro, sin ruta fija, es que en cualquier momento podemos cambiar el itinerario. Hicimos una visita relámpago a la zona del Chaco en la  poco conocida Paraguay, gracias a la invitación de Arturo, un viejo amigo de Nacho.

La región es una extensa llanura boscosa y selva, donde el territorio lo comparten mestizos, varios pueblos indígenas y algunas colonias  de menonitas que llegaron a Paraguay en 1927.

Pero no todo fue naturaleza, disfrutamos con Arturo, Fátima, su esposa y unos amigos, de un delicioso asado paraguayo, empanadas caseras y lo novedoso, la sopa paraguaya, que curiosamente no se come con cuchara, y es una delicia.

Balneario de Bonito

Balneario de Bonito

De nuevo necesitábamos entrar a Brasil, y esta vez la ciudad fronteriza fue Pedro Juan Caballero, uno de esos lugares en donde  preferirías no tener que pasar la noche, pero a nosotros nos tocó. El viaje desde Asunción hasta la ciudad fronteriza, fue precioso, el paisaje es único y poco a poco el cielo se fue abriendo hasta dejarnos un día soleado y caluroso. Pero la felicidad nos duró poco, ya que cuando nos enteramos que las oficinas de inmigración de ambos países abrían solo un par de horas en la noche, y el bus a nuestro destino salía  a primera hora de la mañana, no nos quedó mas remedio que buscar hotel y hacer el trámite en ambos lados lo mas rápido posible.

Caimanes en el Pantanal

Caimanes en el Pantanal

Nuestro siguiente destino era el Pantanal, pero antes decidimos hacer unos días en Bonito, ya que nos lo habían recomendado y realmente, hace honor a su nombre. El pueblo como tal, es pequeño, pero con las facilidades necesarias; lo realmente llamativo son los ríos, cuevas, cascadas y paisajes de sus alrededores. La oferta es enorme pero los precios altísimos, así que decidimos ir al balneario municipal, donde el agua no es tan espectacular como en otros ríos, pero es casi transparente y hay peces en abundancia; y también fuimos a la cueva de la laguna azul.

Chigüiros a orillas del río Miranda

Chigüiros a orillas del río Miranda

El pantanal, es el humedal mas grande del mundo, la mayor extensión se encuentra en Brasil, en el estado de Mato Grosso, y una menor presencia en Bolivia y Paraguay. La mejor forma de visitarlo es en uno de los muchos alojamientos ubicados dentro de la llanura aluvial, que ofrecen muchas actividades, además de cómodas habitaciones y muy buena comida. Además de pescar pirañas, hicimos paseos en barca, a caballo, a pie, en carro y vimos una diversidad increíble de animales, entre los que están, chigüiros, armadillos, quatís,  un oso hormiguero, cientos de caimanes, tucanes, monos aulladores, venados, aves de diferentes especies y miles de molestos mosquitos.

 

Disfrutando la carne brasileña

Disfrutando la carne brasileña

 

LEAVE A COMMENT

*