Loading

Conócenos: Nacho y Adriana

Para contactarnos puedes mandar un correo a nachomartin en hotmail.com

captura web 2012Nosvamosdeviaje.com nace en 2003 para contar la vuelta al mundo sin avión que Nacho iba a comenzar en solitario. La idea era narrar el viaje en directo, a través de la incipiente ventana que ofrecía internet, para los que se quedaban en casa. No existía wordpress ni los portátiles ligeros, así que las crónicas se escribían en cibercafés llenos de virus y se enviaban a España donde se subían a la web. Pese a las dificultades, la web narró todo el viaje. Una vez finalizado nunca pensé en seguir escribiendo aunque seguía viajando. Los blogs de viajes todavía no habían nacido en su versión actual. La página quedó en standby. Las crónicas de ese viaje las tenéis aquí.

Cuando en 2011 decidimos embarcarnos en otra vuelta al mundo retomamos el proyecto de nuevo. Gracias a un crowdfunding actualizamos el diseño de la web a un wordpress y pusimos proa a las antípodas. Narrábamos en paralelo las vivencias desde nuestros dos puntos de vista. Más que describir exhaustivamente los lugares íbamos narrando la experiencia resumida, pues 405 días de viaje darían para mucha literatura. Aquí tenéis las crónicas de esta vuelta al mundo.

Volver a hacernos sedentarios no silenció el blog esta vez. En la actualidad vamos contando alguno de los viajes que seguimos haciendo. Más que blogueros de viaje somos una pareja que disfruta viajando, y que cuando sus obligaciones se lo permiten, escribe para compartir algún viaje. Esperamos que os puedan valer de inspiración para realizar el que de verdad os importa. El que vais a construir: el vuestro.

Nacho

Nacho junto al mapamundi

 

Nacho Martí­n nació en Zaragoza en 1970, pero los recuerdos de su infancia son de Calanda. Nunca tuvo pandilla de amigos del verano, porque se los pasaba en el asiento de atrás del coche de sus padres. Recorrió la Pení­nsula Ibérica con la cara pegada a la ventanilla, hasta que a los diecisiete años, y sin comprender todaví­a cómo obtuvo permiso, hizo su primer interrail. Desde entonces no ha parado de viajar.

Cuando terminó la carrera de quí­mica, dejó la investigación por la docencia, satisfaciendo así­ su vocación y aprovechando las vacaciones para seguir explorando rincones del planeta.

Se las ingenió para hacer la prestación social en Costa Rica, donde se enfermó de Salmerón (afición a la salsa, merengue y ron).

Intentó dejarlo con un tratamiento a base de rutas terrestres en transporte público. Fue de Turquí­a a Egipto. De Nairobi a las Cataratas Victoria. De Delhi a Pekí­n. De California a Costa Rica.

Al no encontrar remedio, buscó desintoxicarse en un colegio en una isla perdida del Pací­fico y, ya que estaba en el otro lado, quiso comprobar que el mundo es redondo. Tras dar la vuelta al mundo sin avión constató que hay cosas que no se curan así­ como así­. Siguió con rutas terrestres por África (desde Ciudad del Cabo a Zanzibar), por América Latina (de Nicaragua a Manaos) y Asia sin llegar a curarse, por lo que emprendió una segunda vuelta al mundo con su pareja. Y ahora le toca irnos contando cómo le va el nuevo tratamiento a través de la web nosvamosdeviaje.com.

Al volver de sus viajes realiza proyecciones de diapositivas para acercar “esos mundos de dios” (para su abuela siempre está por allí­) a sus paisanos y animar a que la gente vea el planeta con sus propios ojos, además de a través de los documentales de La 2. Ha colaborado en diferentes programas de televisión y radio, revistas de viajes, y ha escrito el libro “La vuelta al mundo sin avión”.

Todo porque un dí­a oyó una frase:

“Llena tus años de vida, antes de que tu vida se llene de años “

oO________________________________________________________________________________Oo

Adriana Chacón

Adriana en el Pirineo otoñal

Adriana Chacón es una santandereana, bumanguesa para más señas, que ha hecho muchos cambios radicales en su vida. Empezó por su residencia, de Colombia a Barcelona, desde donde empezó a moverse por Europa, organizando viajes con sus amigos y en alguna ocasión sola. Años mas tarde y por amor deja las playas de la ciudad Condal por el cierzo de Zaragoza y es en ese momento cuando su cambio se hace mas interno y sus prioridades otras. Sus destinos de vacaciones se vuelven algo mas exóticos, Marruecos, Egipto, cientos de kilómetros desde Ciudad del Cabo a Zanzíbar, y un primer encuentro con Asia en Indonesia.

Ha pasado de tener decenas de zapatos en el armario a poco menos de 15 kilos en su mochila, sintiéndose doblemente afortunada por tener la oportunidad de realizar el sueño de muchos al dar la vuelta al mundo, de la mano de su compañero de vida, además de contar con la tranquilidad su experiencia.

 

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje