Loading

Chile, empezando a sentirnos como en casa.

Vistas del volvan Osorno, desde Frutillar

Chile, empezando a sentirnos como en casa.

Llegar a Suramérica, ha provocado en mi, una mezcla de sentimientos, ya que pese a que aún nos quedan cuatro meses para volver a España, el arribo a Chile nos indica que definitivamente estamos volviendo, pero por otro lado, son tan cercanas las costumbres, la comida, la lengua, que hacen una delicia el viaje.

Moai, Isla de Pascua

Moai, Isla de Pascua

Isla de Pascua, es el mejor lugar de transición entre las islas del pacífico y Suramérica. Los pascuenses, afirman sentirse mas polinesios que chilenos; su música , costumbres y la lengua que usan entre ellos, lo demuestran, además, no dudan en dejar claro el deseo de independencia Lo único latino que tienen es que hablan español y las deliciosas empanadas chilenas. Indudablemente el principal atractivo de isla son las representación de las deidades llamadas moais, que se encuentran esparcidos en el litoral de la isla; un enigma aún sin resolver, ya que es poco lo que se conoce de estas enormes estatuas de piedra.

Cartel reivindicativo en Isla de Pascua

Cartel reivindicativo en Isla de Pascua

Tras cinco horas de vuelo desde Rapa Nui a Santiago, nos alojamos en casa de la familia San Martin, un encanto de familia, Luis, Leito y Camila, nos acogieron, mimaron y aconsejaron, una vez más fue como estar en casa. La capital chilena, es una de esas ciudades donde te sientes como en Suramérica y Europa a la vez, es una mezcla rara pero muy agradable, gracias a la arquitectura colonial de algunos edificios del centro de la ciudad, decorados con los picos nevados de los Andes, y sus estaciones de esquí.

Familia San Martin

Familia San Martin

Entre las visitas casi obligadas de la parte norte del país, esta Isla Negra y Valparaíso. La primera es una de las casas que Neruda tenía en el país, muy significativa ya que en ella pasó los últimos días de su vida, allí murió y se encuentra enterrado. Es un sitio, lleno de objetos coleccionados  por el mismo, con mucho sentimiento; cada cosa tenía un significado especial, desde el lugar donde lo ubicaba hasta el elemento que lo acompañaba. El sitio no es ni mucho menos una isla, el mismo Neruda le da el nombre gracias a que fue su lugar de aislamiento.

Comedor de casa de Neruda, Isla Negra

Comedor de casa de Neruda, Isla Negra

Valparaíso esta considerada como la capital cultural del país, encerrada entre un agitado puerto y los cerros, donde se concentra la mayoría de la población. La ciudad en si, es un escenario vivo, con casas de colores o decoradas con hermosos grafittis. Una de las mejores maneras de acceder a las partes altas de la colina, es usar los ascensores de finales del siglo XIX.

 

Grafitti en casa de Valparaiso

Grafitti en casa de Valparaiso

Por recomendación de Luis, nos dirigimos a Valdivia a la casa de su amigo Benito y su familia. Caracterizada por su lluvia incesante, la humedad y el frío, nosotros contamos con la suerte de solo un día de lluvia y hasta el sol apareció un ratito. Es un lugar cuando menos curioso, en donde en la rivera del río Calle Calle, habita un importante número de lobos marinos. Valdivia además de ser una ciudad universitaria, es la segunda ciudad mas antigua del país y ahora mismo es conocida como la capital cervecera de Chile.

 

Lobos marinos, en la rivera del rio Calle Calle en Valdivia

Lobos marinos, en la rivera del rio Calle Calle en Valdivia

A orillas del lago Llanquihue, en la zona de los lagos, se encuentra Puerto Varas, un pequeño pueblecito, bendecido por las hermosas vistas del volcán Osorno y algunos picos nevados del parque Nacional Vicente Pérez Rosales. Tanto Puerto Varas como Frutillar, fueron poblados a mediados del  siglo XIX, por inmigrantes alemanes y suizos, quienes encontraron parecidos innegables en cuanto al clima y los paisajes, de sus países de origen.

 

Vistas del volvan Osorno, desde Frutillar

Vistas del volvan Osorno, desde Frutillar

Mi último destino en el país, fue el archipiélago de Chiloe. La ciudad más importante de la isla grande es Castro, de donde salen todos los buses a los diferentes rincones. Visitamos Cucao y su interminable playa donde algún que otro año aparecen enormes ballenas para dejarse morir; Chonchi, famosa por su delicioso licor de oro; Achau y Curaco en la isla de Quinchao, esta última conocida por los cisnes blancos de cuello negro que se ven por toda la costanera y por último Ancud, reconstruida casi en su totalidad luego del terremoto y el maremoto de 1960.

Playa de Achau, Chiloé

Playa de Achau, Chiloé

Fue en Puerto Montt, donde me separé de Nacho, Carol y Marcel, nuestros inseparables compañeros de viaje por todo Chile, para irme a Bariloche en Argentina; ellos tomarían un barco para ir al sur del país, a la zona mas fría y despoblada, pero también una de las mas maravillosas.

Celebrando con nuestros amigos Carole y Marcel

Celebrando con nuestros amigos Carole y Marcel

1 Comment

  • ana maría ramón

    LAS FOTOS SON FANTÁSTICAS,LAS CRÓNICAS FABULOSAS.A VOSOTROS SE OS VE ESTUPENDOS Y LO DEL PLATO DE MARCEL,MMMMMMMM MUY APETITOSO.
    ES COMIDA NO?A JUZGAR POR LA LUZ DEL FONDO.
    OS DESEO QUE SIGAIS IGUAL DE BIEN.

    BESOS

    ANA

    23 mayo, 2012 at 2:41 pm

LEAVE A COMMENT

*