Loading

A Kyrgyzstán en transporte público

Heidi en versión kyrgyz

A Kyrgyzstán en transporte público

Al planear el destino de nuestro verano, lo único que tenía claro es que el grueso del recorrido lo haríamos por China; una vez más la idea era alejarse un poco de los reclamos turísticos más conocidos y meternos un poco en las rutas menos transitadas por los viajeros, por esto decidimos que hacer la ruta de la seda china no era mala idea, pero, ¿dónde empezar?

Heidi en versión kyrgyz

Heidi en versión kyrgyz

Ese fue el comienzo de la lluvia de ideas acerca de los países que podríamos visitar antes de entrar en territorio Chino. Kyrgystán fue el país escogido gracias a que no se requiere visado para entrar y nos daba la posibilidad de cruzar al país vecino de manera aparentemente fácil. Además así podría tener la  experiencia de la vida nomada que tantas veces me había contado Nacho.

infancia feliz

infancia feliz

Tres cosas del destino revisé a conciencia antes de salir de casa: el clima, la religión  y qué podíamos ver. En cuanto a la primera cuestión, la estación es verano como en casa;  por otro lado, el 70% de la población es musulmana, así que una vez más pillaríamos varias semanas de ramadán, De todas formas cabe aclarar que son pocas o casi nulas las restricciones en cuanto a la comida y bebida. La larga influencia rusa en el norte del país se ha hecho notar y las mezquitas son poco abundantes. Por último, mercados, montañas, lagos, yurtas, en fin mucha naturaleza es el atractivo kyrgys.

jeti oguz

jeti oguz

Bishkek, la capital, me sorprendió gratamente, en medio de su caos, es una agradable ciudad para visitar, con gente por todos lados y marshrutkas que la recorren hacía todas las direcciones.

lavabo nomada

lavabo nomada

Algo que me llamó mucho la atención y luego durante el viaje se hizo más evidente, es la cantidad de etnias que comparten espacio en el país, es fácil encontrar en un mismo lugar, caras orientales de ojos rasgados con pieles muy blancas como los chinos, o morenos del sudeste asiático, así como personas de cabellos rubios con facciones rusas o aquellos de rasgos europeos. Esto es consecuencia de la antigua condición nómada de sus habitantes.

chiringuito en la playa

chiringuito en la playa

Un ejemplo de esta situación la vimos en el lago Yssik, donde conocimos a una encantadora señora, de rasgos armenios (desde mi punto de vista), que había nacido en China, descendiente de tártaros, que creció en Kyrgystán y actualmente vivía en Kazakhstán, así que al preguntarle de que país se sentía más identificada, su respuesta fue: “Soy ciudadana del mundo”.

mujeres de una misma familia

mujeres de una misma familia

Gracias a las primeras informaciones que recibimos por parte de las oficinas de la CBT, la organización que hace las veces de oficina de turismo y otros viajeros, nos dimos cuenta que recorrer el país como mochileros no sería tarea fácil. Y en algunas zonas tampoco económica, pues la falta de trasporte público hace indispensable juntarse para formar un grupo o contratar planes cerrados. Aún así nos lanzamos a capotear como mejor pudimos las opciones que se nos presentan, invocando a la diosa fortuna a que no nos abandone.

Yurta junto al lago

Yurta junto al lago

LEAVE A COMMENT


*